Sábado 19 de agosto del 2017

UISG

Cd. De México, 23 de enero de 2017
                                                                              Asunto:Convocatoria para la Reunión
                                                                             de Superioras Generales, UISG, México
 
“En la comunión, aunque duela, es donde un carisma se vuelve auténtica y misteriosamente fecundo” (EG 130)
 
Queridas Hermanas:
 
Con los buenos deseos de este Nuevo Año, les saludo en la alegría de la comunión y el ánimo del Señor para vivir en su presencia, con la esperanza de continuar construyendo su reino de amor desde nuestro servicio de autoridad.
 
Hemos iniciado con grandes sueños y proyectos, sin embargo, nos enfrentamos también a una realidad fragmentada que se ha agudizado en nuestro país a partir del “gasolinazo”, la devaluación del peso y la amenaza del nuevo Presidente de Los Estados Unidos. En este momento de incertidumbre y dolor de muchas hermanas y hermanos, continuamos invitadas a tejer desde los valores del Evangelio la solidaridad global para la vida.
 
Comprometidas a edificar desde la comunión como Vida Religiosa mexicana, les convoco para nuestra próxima reunión de Constelación, será en la sede de la CIRM, el 25 de febrero de 2017, de 9:30 de la mañana a 6:00 de la tarde.
 
He acercado la fecha a la del Seminario de Reconfiguración de manera que al igual que en otras ocasiones aprovechemos el viaje para las dos.
 
Continuaremos enriqueciéndonos con los temas que nos compartirán las hermanas que asistieron a la Asamblea plenaria de Roma en mayo de 2016, compartiendo nuestras experiencias, tomando decisiones concretas que contribuyan a la reconstrucción del tejido social, como comunidades y como Iglesia, además ir preparando la disposición de servicio y el corazón para la próxima Asamblea electiva de la CIRM a finales de abril del presente año.
 
En el apoyo y animación a nuestras hermanas que viven el día a día con el Pueblo de Dios, en las diferentes expresiones de nuestros Carismas como Congregaciones mexicanas que albergan el palpitar de los corazones de nuestros Fundadores, que en su tiempo respondieron a realidades concretas en nuestro país; busquemos también nosotras las respuestas a los llamados del Señor y nuestra gente en este momento histórico desde nuestro servicio de autoridad según el Evangelio.
Viviendo la centralidad de Jesús y atentas a las mociones de la Ruah Divina, nos conducirá a encontrar caminos de paz, reconciliación y solidaridad. Como hemos dicho desde el Congreso de Vida Consagrada: ¡Hagamos que suceda!
 
Que María de Guadalupe acompañe nuestro caminar solidario, aliente nuestra esperanza enseñándonos a confiar más en su Hijo, el verdadero Dios por quien se vive.
 
Con afecto y mi oración.
 
Hna. Cecilia Morales Tapia, mps
Delegada de la UISG, C4 México.